ALTA ESCUELA

La equitación de Alta Escuela fue introducida como número de circo por Antonio Franconi alrededor del 1800.

 

Este acto, que pertenece propiamente a la equitación, continúa encontrándose en algunos circos, principalmente europeos.

 

Uno de los más célebres jinetes de Alta Escuela en el circo fue Francois Baucher (1796 – 1873), quien dedicó su vida a este arte, llegando a realizar rutinas de gran complejidad, y cuyos alumnos propagaron la Alta Escuela por Europa y Rusia.

 

En este género las mujeres han tenido y tienen una importante presencia. La primer mujer en presentar en un circo un caballo de Alta Escuela fue Caroline Loyo, en 1833.

Referencias:

Le Grand Livre Du Cique. Bibliothèque Des Arts. Génova, 1977.

 

CABALLOS EN LIBERTAD

Los actos de “caballos en libertad” se presentan desde el comienzo del circo, pero originalmente se acostumbraba presentar un solo ejemplar, que realizaba una serie de complicados ejercicios y desmostraciones de habilidad e inteligencia, así como pasos de danza. Para mediados del s.XIX Ernst Renz y Louis Soullier comenzaron a introducir grandes ensambles de caballos en libertad a las pistas circenses, trabajando con 8, 10 o más ejemplares que realizaban bellas coreografías. El aumento en la cantidad fue caballos fue de la mano con la reducción de los “trucos” que éstos realizaban.

 

Hoy en día los actos de este tipo que se realizan en los circos suelen incluir un buen número de ejemplares, en México pudimos ver durante muchos años los elegantes caballos palominos de Don Alberto Atayde.

 

Muchos actos mixtos tienen la misma dinámica que los de caballos en libertad, pero presentando camellos, llamas, cebras o jirafas que galopan alrededor del redonel y cambian el ritmo o el sentido de su paso a las órdenes del domador.

 

En México hemos visto comunmente el acto de “Máximo y Mínimo”, que también se puede encontrar en otras carpas del mundo, donde presenta un gran percheron y un pequeño, y éste causa gracia a los espectadores al pasar entre las piernas del grandulón o imitar sus movimientos.

Imagen: Don Alberto Atayde y sus caballos palominos en libertad

 

Referencias:

Le Grand Livre Du Cique. Bibliothèque Des Arts. Génova, 1977.

http://www.circopedia.org/SHORT_HISTORY_OF_THE_CIRCUS

 

COSACOS

Los actos ecuestres llamados “cosacos”, se hacen sin riendas y con una silla con múltiples agarraderas, así que mientras los caballos galopan a gran velocidad los jinetes realizan las más variadas suertes, como pasar por debajo del animal o pararse de cabeza. Son actos de gran dinamismo.

 

La costumbre de las acrobacias ecuestres efectivamente es una tradición cosaca, se llama Dzhiguitovka, y lo consideran deporte nacional desde comienzos del s. XVIII. El nombre que se le da a estos jinetes cosacos es Djiguit.

Referencias:

Le Grand Livre Du Cirque. Bibliothèque des Arts. Génova, 1977.

https://es.wikipedia.org/wiki/Dzhigitovka

https://es.wikipedia.org/wiki/Cosaco

 

ÉCUYÈRES Y AMAZONAS

Los términos “amazona” y “écuyère” (francés) se refieren, sencillamente, a la mujer que ejecuta un acto ecuestre. Pero como las mujeres realizaban ejercicios diferentes de los hombres, ejercicios con carácter femenino, más teñidos de danza que de acrobacia; el ecuestre femenino se desarrolló como una especialidad.

 

El estilo que más se difundió fue el de la Bailarina (Ballerine), para el que se equipa al caballo con un tapiz rígido (una pequeña plataforma) que se fija sobre su espalda, donde la artista – usualmente vestida de tutú- que se mantiene de pie en equilibrio mientras el caballo da vueltas a la pista, va desarrollando coreografías de danza y algunos ejercicios acrobáticos.

Este es otro bello acto ecuestre que hoy ha desaparecido, su popularidad comenzó en el parisino circo de Campos-Elíseos en 1835, y era un acto muy atrevido y sensual en el siglo XIX. La plataforma utilizada sobre el caballo para que la bailarina se mantenga en pie fue inventada en 1849 por James Morton.

 

También han existido versiones cómicas de este acto, como la de Leiris Loyal (“Miss Gougoutine”), que lo hacía simulando estar borracha.

 

El hecho de que éste sea un género ecuestre desarrollado exclusivamente por mujeres no significa que ellas no participen en los demás actos a caballo.

 

A diferencia de las écuyères bailarinas, las amazonas montan sentadas, usualmente “a la amazona” es decir con las dos piernas hacia el mismo lado; y de dicho modo realizan muchas veces números de la Alta Escuela. Género en el cual las mujeres han tenido y tienen una importante presencia. La primer mujer en presentar en un circo un caballo de Alta Escuela fue Caroline Loyo, en 1833.

 

LA POSTA

En 1827 Andrew Ducrow creó un acto ecuestre llamado “El correo de San Petesburgo”, donde el jinete se hallaba de pie sobre dos caballos y los separaba para permitir el paso sucesivo de otros caballos que era introducidos en la pista, tomando las riendas de cada uno, para terminar con un nueve equinos galopando delante de él.

 

Este acto fue realizado posteriormente por muchos otros artistas, simplificando su nombre a “el correo” o “la posta”, y ha llegado a hacerse con más de una veintena de caballos.

Referencias:

 

Le Grand Livre Du Cirque. Bibliothèque Des Arts. Génova, 1977.

http://www.circopedia.org/Glossary#C

 

MALABARISMO ECUESTRE

En la Imagen: Los Barenenko, los primeros en realizar este acto en la Unión Soviética.

 

VER EL VIDEO DE MALABARISMO ECUESTRE DE STEPHAN GRUSS (1985) EN CIRCOPEDIA

El malabarismo a caballo es un acto que prácticamente ha desparecido. El malabarista, además de dominar ésta disciplina, debe dominar el arte ecuestre.Han habido actos de un solo jinete/malabarista, o de varios, haciendo pases de un caballo a otro.

 

--o--

 

“El 3 de Abril de 1793, el Ricketts Circus hizo su gran apertura en Filadelfia. George Washington, quien estaba presente, vio, entre otras cosas, un acto de John Bill Ricketts. Ricketts es mejor recordado como el dueño del circo, pero también era un artista que hacía malabarismo ecuestre. Es un hecho poco conocido en la historia del malabarismo que el padre de nuestro país [EEUU] era amigo de un malabarista. Washington y Ricketts compartían un gran amor por los caballos, y ambos solían cabalgar juntos.” (Fragmento de Juggling – its history and greatest performers de FRANCISCO ALVAREZ)

 

PANTOMIMAS ECUESTRES

Los actos de payasada a caballo fueron los primeros en tener un “argumento”, éstos surgieron en 1771 en el anfiteatro de Astley en Londres, para 1775, en el mismo sitio ya se presentaba la que muy probablemente sería la primer pantomima ecuestre: “El Castillo Asediado”. De este modo nacía un nuevo género de drama ecuestre que se instaló en París y Londres. En estas pantomimas solían representarse batallas (derrotas francesas eran representadas en Londres y victorias francesas en París). Para 1790 Antonio Franconi presentaba en su Cirque Olympique de París “Las Aventuras De Don Quijote” y otras pantomimas.Pero sería recién por 1830 que la pantomima ecuestre se pondría de moda en Francia, y a partir de allí comenzarían a realizarse montajes enormes, así como carreras de carrozas romanas, carreras de obstáculos y representaciones de grandes maniobras militares. Era la época del Hippodrome de l’Etoile, un sitio a cielo abierto, con una pista de 100 metros de largo. Para finales del XIX este género estaba en su apogeo en el continente europeo.

 

La pantomima ecuestre jugó un papel primordial en el desarrollo del circo moderno, muy especialmente en la dramaturgia circense. 

En nuestro siglo, lejos de desaparecer, parece haber un resurgimiento de este bello género ecuestre, de la mano de espectáculos como Cavalia o Calacas.

Pantomima ecuestre “Juana de Arco”, imagen de la Biblioteca Nacional de Francia.

 

PAYASADA

La payasada ecuestre o jinete excéntrico, también llamado Grotesque, el primero en introducir este tipo de acto de comedia ecuestre fue Philip Astley en 1771; apenas un año después de haber incorporado equilibristas, acróbatas y payasos a su espectáculo ecuestre, dándole nacimiento al circo moderno.

 

Los primeros actos de payasada a caballo tuvieron por nombre “The tailor riding to Brentford” y “The unaccountable sagacity of the tailor’s horse”. Este acto, que el mismo Astley llevaría a París, donde Franconi lo continuaría desarrollando, sería interpretado de un modo u otro durante más de 60 años. Se trataba de un Sastre pequeño-burgués que traba torpemente de montar a su caballo, y éste lo hacia caer una y otra vez; el jinete, que en realidad era muy hábil y un ágil acróbata, actuaba torpemente y caía otra vez haciendo reír al público; el acto se mofaba de la estupidez del pretencioso pequeño-burgués es comparación con la “sagacidad natural” de las bestias (el caballo, en este caso).

 

Para el siglo XX la payasada ecuestre prácticamente dejó de practicarse, salvo por algunos payasos que de tiempo en tiempo han retomado esta idea, como los Fratellini, que en una parte de su acto tocaban música sobre las grupas de un caballo al galope.

Otro estilo de payasada desarrollado a caballo, y que principalmente en EEUU todavía puede apreciarse, es el Cow Boy, donde el jinete trata primero de agarrar a su caballa, luego ensillarlo y finalmente montarlo, y a cada momento el animal se resiste burlándose de su jinete.

 

También entre las écuyères ha habido actos de comedia ecuestre.

 

Estos fueron los primeros actos de circo (moderno) con “historia” o “argumento”, y a partir de allí se desarrolló rápidamente la pantomima ecuestre.

Bufonería ecuestre, Don Quijote, en un cartel de 1892

Referencias:

The French Revolution and the London Stage, 1789-1805. GEORGE TYLOR. Cambridge University Press, 2004.

Le Grand Livre Du Cirque. Bibliothèque Des Arts. Génova, 1977.

 

PIRÁMIDES ECUESTRES

Las pirámides humanas a caballo fueron introducidas en el circo por Laurent Franconi (1776 – 1849), quien realizaba un imponente ejercicio llamado Croix à quatre donde cargaba sobre sus hombros a su hermano, su mujer y su cuñada mientras se mantenía de pie sobre el caballo.

 

Hacia 1900 los Frediani realizaban una triple altura a caballo, al final del número el segundo saltaba al piso con un doble salto mortal y el tercero caía sobre los hombros del primero. Durante una de las ejecuciones de ésta prestigiosa pirámide, Aristodemo Frediani (el segundo, o media base) resultó lesionado, teniendo que dejar para siempre el acto desarrolló una brillante carrera como payaso (“Beby”).

 

Han existido y existen muchos actos ecuestres de pirámides donde se utilizan 2, 3 o más caballos uno junto al otro para formar la pirámide sobre ellos, en cambio un acto de pirámides sobre un solo animal ha permanecido siendo algo extraordinario.

Referencias:

 

Le Grand Livre Du Cirque. Bibliothèque Des Arts, Génova, 1977

https://fr.wikipedia.org/wiki/Antonio_Franconi

 

VOLTEO

La acrobacia ecuestre, volteo, o voltige (por su nombre en francés) puede realizarse de muchas maneras, pero el estilo más común en el Richard(inventada por el estadounidense David Richard en 1860); en este estilo el caballo no tiene bridas ni montura, unicamente lleva cincho un para agarrarse y una especie de faldón fijado sobre el lomo y las ancas, también con agarraderas (llamado croupière), lo cual le permite galopar más velozmente.

 

Fue probablemente el francés Jacques Gautier quien hacia 1825 hiciera el primer salto mortal sobre un caballo. En 1872, el estadounidense Robert Stickney realiza la hazaña del doble salto mortal a caballo. El mortal de un caballo a otro también sería creado en América, por Orrin Davenport.

 

La acrobacia ecuestre es tan bella y precisa como peligrosa, la cantidad de lesionados y muertos que ha dejado su práctica así lo demuestra.

 

Es una disciplina deportiva regulada por la Federación Ecuestre Internacional de 1983 y en 2011 se hizo la primer competencia mundial de volteo ecuestre.

Referencias e imagen:

 

LE GRAND LIVRE DU CIRQUE. Bibliothèque des arts. Génova, 1977

https://en.wikipedia.org/wiki/Equestrian_vaulting

Av. Hidalgo No. 195, Tlalpan, Unidad Habitacional Fuentes Brotantes, San Andrés Totoltepec, 14410  

CDMX  México

DOKUCIRCO

Centro Mexicano de Documentación Circense

Coordinación:

Andrea Torres | Andrea Peláez | Rodrigo Hernández