Circo mexicano del mañana

January 26, 2017

 

 

Con un ojo en la tradición y otro en la vanguardia la compañía tapatía Circo Alebrije desarrolla un acto creativo y novedoso.

 

 

Entrevista con Alba Moncayo, Iván Niebla y Paul Valles

Dokucirco

 

Al enteramos que este año volvería a estar representado México en el Festival Mondial du Cirque de Demain, no fue difícil adivinar que serían Alba e Iván, todos habíamos quedado fascinados con su reciente presentación en el Festival Periplo[1].

 

Alba Moncayo e Iván Niebla son integrantes de la compañía Circo Alebrije, en la que se formaron y a la que llegaron hace 5 y 8 años respectivamente. La compañía participó en el Festival Circuba 2015, y ese fue el disparador de este nuevo acto, pues en Cuba les enseñaron  los principios básicos de la suspensión capilar. Regresaron a México entusiasmados y nada lentos ni perezosos comenzaron a practicar lo que para ellos era una técnica nueva, un reto doloroso, el 2016 inició con la creación del número y en Junio lo estaban debutando. Todo en un proceso sorprendentemente rápido, pero detrás del cual hay años de trabajo y constancia.

 

Cuando Paul Valles, director de esta agrupación tapatía, comenzó con el circo no había en Guadalajara mucha gente que le pudiera servir de referencia para desarrollarse como artista fuera del circo tradicional (tampoco existía YouTube, que llegaría 10 años después). Era el año 1995, y en los 22 años que han pasado, él y los compañeros que se ha hecho en el camino, han buscado su aprendizaje, con toda la dificultad que implica no tener acceso a una escuela y al conocimiento sistematizado, entre ellos, con algún conocido que estuvo en una escuela europea y con maestros ocasionales (entre los que destacan un profe cubano y un gimnasta ruso, fórmula con la que muchos en México hemos aprendido…).

 

El acto combina straps (más propiamente eslingas) con suspensión capilar. Si bien la capilotracción, fuerza capilar, suspensión capilar, o simplemente “pelo”, no es ninguna novedad, como tampoco lo es su combinación con diversos elementos aéreos, los Alebrijes han logrado, basados en la inspiración propia, crear un acto novedoso y original; donde la complejidad y la dificultad van subiendo gradualmente, administrando el también ascendente asombro del público. Un acto en el que el riesgo y la precisión van más allá de lo evidente; hablamos con la compañía de la seguridad de cada elemento, donde lo más llamativo es el peinado con el que Alba convierte su cabello en un elemento de anclaje. El peinado puede cargar mucho, nos dice Paul, la resistencia de cada cabello es enorme en relación a su diámetro, y después debe asegurarse como cualquier nudo, con ballestrinques, alondras y remates ciegos. De cualquier modo Alba siempre lo verifica y lo prueba antes de comenzar e Iván se cuida mucho de nunca hacer movimientos bruscos, caídas o torsiones, aunque dice que su principal temor no es que el peinado se deshaga o se afloje, sino lastimar a su compañera.

 

Alba e Iván están a punto de representar a México en el escenario más importante para artistas emergentes a nivel mundial. Están emocionados, están felices y están nerviosos. Son un orgullo para todos, y le están dando visibilidad al circo mexicano.

¡Felicidades colegas y mucho éxito!

 

 

 

 

 

[1] Incluso a los que solo vimos las fotos. Hay que agradecer también la memoria gráfica realizada por Julio López.

Please reload

Entradas destacadas

Dokucirco en la revista de la IJA

October 31, 2017

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo