HOMBRE BALA

El primer lanzamiento de un Hombre Bala del que se tiene registro sucedió en Londres en 1877, y fue una niña de 14 años llamada Zazel (Rossa M. Richter). El cañón fue diseñado por Farini (William L. Hunt), y con ese nombre se conoció también al aparato, que  funcionaba con elásticos de goma. Zazel hizo su carrera en el circo de P.T. Barnum usando el cañón de Farini, hasta que se rompió la espalda en un accidente.

 

Los accidentes entre los Hombres Bala han sido algo muy común, siendo el momento más riesgoso el del aterrizaje, ya que un error en el cálculo de la trayectoria balística puede provocar que el proyectil-humano caiga fuera de la red o colchón donde estaba previsto.

 

Ildebrando Zacchini, quien en los años 1920’s inventó un cañón que usaba aire comprimido para lanzar a un Hombre-Bala. Se hallaban en la Primera Guerra Mundial, así que el Sr. Zacchini le propuso al gobierno italiano usar su cañón para “disparar” soldados italianos a través de las líneas enemigas, los soldados/hombres-bala/paracaidistas llegarían de sorpresa disparando a los enemigos; el gobierno italiano descartó la idea por considerarla muy riesgosa, así que Zacchini decidió probar suerte en el circo, donde su invento tuvo gran acogida. La familia Zacchini trabajó muchos años en el Ringling Bros. And Barnum and Bailey Circus, y actualmente su nombre se encuentra en el “Hall of Fame” del célebre circo.

Robin y Chachi Valencia son un matrimonio de Hombres-Bala (Hombre y Mujer Bala, en inglés no tienen el problema del masculino - femenino pues se llama “Human Cannonball”), actualmente ambos realizan este acto, y son de los pocos que hay en mundo, tal vez menos de una docena.

 

HOMBRE FUERTE

Las demostraciones de fuerza tienen la misma edad que el hombre,  las podemos ver en todos los tiempos y en todos los ámbitos, muchas veces son un espectáculo casual, cotidiano. El uso de la fuerza está presente en la vida cotidiana y las personas con una fuerza extraordinaria siempre han llamado nuestra atención.

 

Además de cazar, transportar agua o cortar leña, los hombres pelean, y es allí donde más destacaron los hombres de fuerza extraordinaria. El circo romano convirtió estos enfrentamientos en un espectáculo masivo, exaltando la fuerza y la bravura, exhibiendo enfrentamientros entre hombres, y entre hombres y animales. Tras el establecimiento de la religión cristiana en Roma, los enfrentamientos entre hombres y animales fueron considerados vestigios sanguinarios del paganismo, y prácticamente desaparecion del mundo del espectáculo[1]; no así los enfrentamientos entre hombres, que continuaron como espectáculo de diversas formas, adecuadas a su tiempo, y existen aún en nuestros días.

Pero las demostraciones de fuerza y bravura no sólo continuaron en forma de enfrentamientos, también evolucionaron hacia lo que hoy conocemos como “forzudos”. Los hombres fuertes del espectáculo se desperdigaron por calles y ferias, y tras el surgimiento del circo ecuestre encontraron buena acogida en la pista circular.

 

Ya en 1793 Astley tenía en su función a un forzudo belga de apellido Ducrow (cuyo hijo Andrew llegaría a ser el más célebre artista ecuestre), y en los circos del siglo XIX se popularizaron los forzudos que, unas veces con estilo hercúleo y otras con mallas cortas o pieles, realizaban incríbles proezas como malabarear con 6 balas de cañón, o recibir el disparo de un cañón con su cuerpo. En esta época se acuñó el término inglés strongman.

En el circo muchos actos de forzudos usan además distintas técnicas circenses, Grigory Novak sostenía una especie de percha con las piernas, sobre la que sus dos hijos daban vueltas montados en sendas motocicletas, tambien podemos encontrar elementos de pulsadas, el ya mencionado malabarismo, y otros menos frecuentes.

Llega un punto en que el forzudo se especializa tanto en una disciplina que surge una nueva especialidad, un ejemplo son las pulsadas de fuerza, o los malabares de fuerza. Pero hay muchos actos de circo donde la exhibición de fuerza tiene un rol preponderante, y no pretendemos sugerir que todos se vinculan con los forzudos.

 

Hoy en día es raro encontrar un acto de puramente de “hombre fuerte”, pero cuando vemos uno nos sigue impresionando como lo ha hecho siempre.

 

--o--

[1] Los enfrentamientos que llegaron a hacerse más adelante entre hombres y osos u otros animales, tenían más que ver con el adiestramiento de éstos, ya que se representaban peleas actuadas donde ninguno salía herido.

Imagen 1: 

Tom Sandow, 1894

Imagen 2:

Grigory Novak

 

Referencias:

 

Le Grand Livre Du Cirque, Bibliothéque Des Arts. Génova, 1977

http://global.britannica.com/biography/Andrew-Ducrow

http://www.medieval-spell.com/Medieval-Entertainment.html

LOS ORSANTI, Andrea Peláez

 

PÉNDULO

Inicialmente el péndulo tenía solo una canastilla en la cual el acróbata mostraba su agilidad y destreza, mientras ésta se desplazaba alrededor de un eje permitiéndole dar muchas vueltas a gran velocidad.

 

Se dice que este aparato es originario de los Estados Unidos en los años 30; hay rumores de que hubo bastantes accidentes fatales por lo que se dejó de utilizar durante un tiempo. Hasta que en 1970 se re-introdujo al mundo del circo bajo el nombre de “The wheel of death” (que se puede traducir como  “rueda de la muerte”) debido al riesgo que implicaba su ejecución.

 

Posteriormente se introdujo una segunda canastilla, creando el “doble péndulo”, en ella dos los artistas giran simultáneamente; hoy día es posible ver péndulos de 3, 4 y hasta 5 canastillas.


Entre los mexicanos que resaltan en este arte tenemos a la Familia Alegría, quienes fueron pioneros en este acto y a la fecha presentan su extraordinario acto en Cirque du Soleil; otro compatriota es Benny Ibarra, quien actualmente trabaja con Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus.

 

FAROL

El acto del Farol se hace en un mástil que se encuentra anclado sólo de la base, por lo que el tubo hace movimiento de un lado a otro, doblando un poco hacia abajo debido al peso del ejecutante, creando un efecto de que fuera a caer. El farol suele ser muy alto (20 metros aprox.), lo cual hace el número más riesgoso e impresionante.

 

Uno de sus ejecutantes más famosos es el Gran Fattini quien realizaba su acto vestido de frac y simulando estar borracho; subía la farola con un cigarro que intentaba prender y realizaba diferentes trucos de equilibrio en la cima, para después bajar de cabeza a gran velocidad.

 

Este número fue en realidad hecho en los años 30 por Ben Dova (Joseph Späh era su nombre de nacimiento) y recibía el nombre de “The Drunk Daredevil”, pero fue Fattini quien para los años 70 lo popularizó al presentarlo en diferentes partes del mundo e incluso ganando premios por él, como el Óscar Mundial del Circo en Madrid en 1971.

 

Hoy día uno de sus ejecutantes más reconocidos es Bello Nock, un gran payaso, malabarista y acróbata, proveniente de una familia de circo de gran tradición conocida como “The Neverless Nock”, Bello ha ganado diferentes premios, entre los qe destaca el Clown de Plata de Monte-Carlo en 1998.

Foto: El Gran Fattini

 

Video Gran Fattini: https://www.youtube.com/v/WY9wrptEPGc

Vídeo Bello Nock:

https://www.youtube.com/watch?v=QDMCYTO822o

 

GLOBO DE LA MUERTE

Las motocicletas, los caballos de acero, encontraron muy rápidamente su lugar en el mundo del espectáculo, el camino lo había dejado trazado su ancestro inmediato: la bicicleta. De modo que en base a las pistas desmontables que ya se usaban para éstas, se desarrollaron variantes aprovechando las nuevas posibilidades que brindaron los aumentos de peso y velocidad de los ciclos motorizados: en el primer tercio del siglo XX se pusieron de moda (principalmente en EEUU y en Inglaterra) las pistas horizontales wall of death y posteriormente las esferas globe of death.

 

El “muro de la muerte” prácticamente ha desaparecido, se llega a ver como algo vintage (usando motos antiguas), excepto en India y Pakistán, donde se llama Maut ka Kuaa, y aún es una atracción popular (con motos y autos).

 

El globo de la muerte en cambio, mucho más pequeño, fácil de transportar y práctico para que el público lo vea (dentro de un circo por ejemplo) continuó siendo popular en muchos países, y conforme las motos mejoraron también avanzó este espectáculo, aumentando la cantidad de motos dentro de la misma esfera (¡hasta 10!) y complejizando el aparato (¡como los que se dividen mientras las motos dan vueltas dentro!).

 

Es un acto riesgoso, impactante y adrenalínico.

 

CONTORSIONISMO

Lo bello siempre es extraño

(Baudelaire)

Extraño: [adjetivo]

Que es muy distinto de lo habitual, natural o normal y tiene algo de extraordinario o inexplicable que excita la curiosidad, sorpresa o admiración.

Esta disciplina ha existido desde el inicio de las civilizaciones, y habiendo estado fuertemente ligada a la danza y a diferentes rituales religiosos o sociales, se integró naturalmente al mundo del espectáculo, particularmente al circo.

 

Si bien el desarrollo de las habilidades de contorsión requiere de aprendizaje y ensayo disciplinado y perseverante, como cualquier disciplina circense, resulta especialmente importante la predisposición física del practicante. Y esto podría tener que ver con el hecho de que existieran contorsionistas desde antes de que desarrollaran las técnicas de contorsión, pues siempre ha habido personas con una flexibilidad extraordinaria.

 

La capacidad casi sobrehumana de doblarse, torcerse y dislocarse cautiva siempre a los espectadores, provocando a la vez admiración y un cierto desasosiego (¿cómo puede hacer eso sin lastimarse?). Por ésto es tan importante que el contorsionista mantenga una sonrisa mientras adopta las posturas más asombrosas e innaturales; cosa que además es una muestra de maestría, pues hablamos de posturas que están lejos de ser cómodas; resultaría un espectáculo grotesco si el rostro del contorsionista se volviese una mueca de sufrimiento.

 

Por su extrañeza, el contorsionismo pudo pertenecer al “side show”, afortunadamente en el circo triunfó el arte y la belleza de formas. Dejamos aquí una curiosa cita del Inter Ocean (Chicago, 1886):

The performers of what are known as “contortion acts” are ordinarily emaciated, loosely jointed persons, like ill-made manikins that have a tendency to tumble down in heaps, and their doing of unnatural and preposterous things with their vertebrae and limbs seems easy enough for such creatures, who have no muscle to get in the way of the bones that they fling so carelessly about. Hence it is rather surprising to see a person who is a model of physical perfection do these same feats, and when that person happens to be an extraordinarily beautiful young woman, graceful in every movement as a kitten or an infant, with the perfect form of an ideal Venus and the strength of a young lioness, surprise blends most happily with admiration.

"El acróbata de Tlalilco" del periodo preclásico medio: 1200-600 a.C. 

Una de las más bellas expresiones del arte prehispánico

Av. Hidalgo No. 195, Tlalpan, Unidad Habitacional Fuentes Brotantes, San Andrés Totoltepec, 14410  

CDMX  México

DOKUCIRCO

Centro Mexicano de Documentación Circense

Coordinación:

Andrea Torres | Andrea Peláez | Rodrigo Hernández